«Los niños en nuestra escuela, no hacen lo que quieren, si no que quieren lo que hacen». 

Maria Montessori.

 

Nuestra enseñanza se basa en el Método Montessori

Creemos que es nuestro deber como educadores, entregarles las herramientas y la guía necesaria para que los niños se desenvuelvan, exploren y aprendan por sí solos. Fortalecer su curiosidad, autonomía, independencia, concentración y satisfacción por lograr sus propios objetivos.

Nuestro objetivo es que los niños aprendan y obtengan sus conocimientos por medio de juegos y exploración sensorial, para no llevar a los niños a la frustración, sino a la alegría, provocando el interés de ellos.

Por medio del Método Montessori, de los materiales y la guía del establecimiento, se buscan variadas formas de aprender el mismo contenido, aplicado estos en distintos periodos, para que los niños logren el aprendizaje esperado, por medio de la interacción.

¿Como aplicamos el Método Montessori en nuestra enseñanza?

Existen muchas formas de aprender lo mismo, alguna de ellas son teóricas, otras son prácticas y otras sensoriales. Nuestro proyecto educativo considera abarcar todas las formas posibles, para así lograr el objetivo principal, que es que los niños logren su aprendizaje.

Para poder explicarles ¿Cómo hacemos esto?, a continuación detallamos varios ejercicios para que los niños aprendan «Las Vocales»:

  1. Entregar las vocales impresas, para que puedan pintar estas y así reconocerlas.
  2. Entregar las vocales con elementos asociados que comiencen con esta vocal y así puedan repetir su fonética.
  3. Cantar canciones sobre las vocales.
  4. Tarjetas de madera con las vocales escritas en el medio con un textura distinta a la madera (lija suave). La idea es que el niño pase sus dedos sobre estas, para poder reconocer como se escribe esta por medio del tacto.
  5. Vocales de madera, para reconocer los bordes de estas por medio del tacto.
  6. Entregar fichas sobre las vocales y una bandeja con arena, para que el niño dibuje esta con el dedo.
  7. Entregar a los niños ejercicios de grafomotricidad, para que los niños practiquen como se escriben estas vocales por medio de un patrón escrito con linea punteada.
  8. Hacer juegos sobre las vocales, como Bingos, Dominó, Memorice o de Motricidad (Ejemplo: Todos los niños vayan a donde se encuentra la vocal «A». Todas las niñas vayan a donde se encuentra la letra «E»).

¿Que es el Método Montessori?

El método Montessori más que un método, es una filosofía de vida. Se caracteriza por proveer un ambiente preparado: ordenado, estético, simple, real, donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo de los niños.

El aula Montessori integra edades agrupadas en períodos de 3 años, lo que promueve naturalmente la socialización primaria, el respeto y la solidaridad.

Esto ofrece al niño oportunidades para comprometerse en un trabajo interesante, elegido libremente, que propicia prolongados períodos de concentración que no deben ser interrumpidos. La libertad se desarrolla dentro de límites claros que permite a los niños convivir en la pequeña sociedad del aula.

Los niños trabajan con materiales concretos científicamente diseñados, que brindan las llaves para explorar el mundo y para desarrollar habilidades cognitivas básicas. Los materiales están diseñados para que el niño pueda reconocer el error por sí mismo y hacerse responsable del propio aprendizaje.

El adulto es un observador y un guía; ayuda y estimula al niño en todos sus esfuerzos. Le permite actuar, querer y pensar por sí mismo, ayudándolo a desarrollar confianza y disciplina interior.

metodo montessori
Educación Montessori

 

Diez Mandamientos de Maria Montessori para Educar a nuestros hijos:

 

  • Primero: Recuerda siempre que los niños aprenden de lo que les rodea. Sé su mejor modelo. Si criticas mucho a tu hijo, lo primero que aprenderá es a juzgar.
  • Segundo: En cambio, si lo elogias con regularidad, él aprenderá a valorar. ¿Qué ocurre si le muestras hostilidad al niño? Él aprenderá a pelear.
  • Tercero: Si se ridiculiza al niño de modo habitual, será una persona tímida. Ayuda a que tu hijo crezca sintiéndose seguro a cada instante, será entonces cuando aprenda a confiar en los demás.
  • Cuarto: Si desprecias a tu hijo con frecuencia, se desarrollará un sentimiento muy negativo de culpa. Propicia que tu hijo vea que sus ideas y opiniones son siempre aceptadas, con ello conseguimos que se sientan bien ellos mismos.
  • Quinto: Si el niño vive en una atmósfera donde se siente cuidado, integrado, amado y necesario, aprenderá a encontrar amor en el mundo.
  • Sexto: No hables mal de tu niño/a, ni cuando está cerca, ni cuando no lo está. Concéntrate en que tu hijo está creciendo y desarrollándose de modo óptimo, valora siempre lo bueno del niño, de tal manera que no quede nunca lugar para lo malo.
  • Séptimo: Escucha siempre a tu hijo y respóndele cuando él se acerque a ti con una pregunta o un comentario.
  • Octavo: Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Apóyalo. Lo corregirá ahora o quizá un poco más adelante.
  • Noveno: Debes estar dispuesto/a ayudar a tu niño si busca algo, pero debes también estar dispuesto a permitir que encuentre las cosas por si solo.
  • Décimo: Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo siempre de la mejor manera. Ofrécele lo mejor que hay en ti mismo/a. ‘Cuando un niño se siente seguro de sí mismo, deja entonces de buscar la aprobación de los adultos a cada paso’.